Consejos prácticos para cuidar gatitos lactantes

Tiempo estimado de lectura: 
3 minutos

Consejos prácticos para cuidar de gatitos lactantes.

Lo primero que hemos de hacer cuando nos encarguemos de gatos de biberón, es asegurarnos de que que están calentitos y no cogen frío, tanto si es invierno como verano. Lo mejor es poner una bolsa de agua caliente bajo la ropa que les hará de camita. Si no tenemos una bolsa de agua caliente mano, que es lo más probable, cogeremos una botella de plástico y la llenaremos con agua caliente. Siempre evitaremos que los gatos tengan contacto directo con el recipiente caliente y colocaremos un tejido entre ellos y la botella o bolsa de agua caliente. El agua caliente se ha de recalentar cada vez que les demos el biberón.

Si el tejido es de algodón, mejor. Tejidos polares o de franela se han de evitar, ya que al arrastrarse por ellos, de la fricción se van pelando y pueden llegar a hacerse heridas.

Los gatos lactantes solo pueden tomar leche especial para ellos y NUNCA les daremos leche de vaca. Esta leche especial se puede comprar en la mayoría de veterinarios y en algunas tiendas de productos para animales. Con la leche vienen instrucciones para preparar los biberones y una guía orientativa con la información de cada cuantas horas hay que dar el biberón y cuanto han de tomar cada vez en función de los días que tengan. Antes de dar el biberón siempre comprobaremos que la leche no esté cortada y que esté a una buena temperatura (debe estar calentita, ni debe quemar ni estar fría).

Si los gatos se cogen al biberón con ganas, debemos vigilar que no dejen la tetina sin aire de tanto sorber. Para evitarlo, retiraremos el biberón lentamente, dejaremos que el biebrón coja aire y se lo volveremos a dar. Hay gatos que comen muy bien desde el primer momento, pero hay otros a los que les cuesta comer. Para estos últimos, presionaremos ligeramente la tetina para que saque un poco de leche y lo iremos repitiendo hasta que se enganche al biberón. Importante: debemos hacerlo con cuidado, si les ponemos demasiada leche de golpe en la boca se podríam ahogar.

Si vemos que mastican mucho la tetina y no chupan, verificaremos que no se haya obstruido el orificio. Normalmente los gatitos no comen toda la cantidad que deberían con la primera toma y lo mejor que podemos hacer es dar el biberón en dos o tres rondas, es decir, cogeremos al primer gato y le daremos hasta que se canse, si no come todo lo que le toca, continuaremos con el siguiente gato y cuando el último haya acabado, volvemos a intentarlo con el primero.

A veces un gato toma bastante menos de lo que le corresponde y o hay forma de hacerle comer más. En estos casos lo que haremos es avanzar el horario de la siguiente toma (si le toca de aquí a 3 horas, se lo daremos a las 2 horas y media) y procuraremos que no tome mas de que la dosis recomendada.

Consejo: Normalmente hemos de darle el biberón a más de un gatito y es muy posible que cuando lleguemos al último la leche ya esté fría. Para evitar que eso pase, podemos ponernos con un vaso lleno de agua caliente al lado y sumergir el biberón para que se caliente al baño maría.

Los gatitos necesitan que les estimulen para hacer sus necesidades. La madre los lamen con la lengua y nosotros como padres o madres adoptivos los estimularemos con una toallita húmeda de estas típicas para bebés. . Suavemente les pasaremos la toallita por sus partes, como si fuera la lengua de la madre, hasta que hagan sus necesidades. Puede parecer una trivialidad, pero es tan importante que hagan sus necesidades como que coman y debemos asegurarnos especialmente las dos primeras semanas, que después de tomar el biberón hacen pipí y caca. Hemos de tener paciencia porque muchas veces tardan en hacer sus necesidades. A veces tienen dolor de barriga y lo mejor que podemos hacer es acariciarles la barriga con los dedos, haciendo pequeños círculos en el sentido de las agujas del reloj y procurando no hacerles daño en el ombligo.

Consejo extra: Cuando deis el biberón, los gatos deben estar bocabajo y el biberón ligeramente inclinado desde arriba. También hemos de permitir que puedan apoyar las patitas cerca de la tetina, ya que es la posición natural cuando se amamantan. Han de estar como en la foto que ilustra el artículo.

Si tienes alguna duda, déjanos un comentario.

terapia online

Añadir nuevo comentario

Control anti-spam (=^エ^=)

Licencia de Creative Commons
Todo artículo de esta web de Gats i Cia. está bajo una licéncia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.