Lo que nunca te han explicado sobre el ronroneo

Tiempo estimado de lectura: 
3 minutos

El ronroneo es una ventaja evolutiva a la que los gatos saben sacar un buen provecho. Aún no sabemos a ciencia cierta como producen este sonido, pero si que sabemos que lo hacen cuando están felices, cuando necesitan relajarse, sienten miedo o incluso dolor. Esto probablemente ya lo sepas, pero lo que nadie te ha contado es como lo usan contigo.

En la naturaleza el ronroneo ayuda considerablemente a aumentar la supervivencia de los gatos recién nacidos. Mientras las crías de muchos animales chillan escandalosamente para comunicarse con sus padres, proclaman a los 4 vientos su ubicación y cualquier depredador cercano puede aprovechar para devorarlas. No obstante, buena parte de la comunicación entre la madre y los gatos recién nacidos se produce a través de los ronroneos y las gatas pueden dedicarse a amamantar a sus crías sin preocuparse por despertar la curiosidad de algún potencial enemigo.

“Cuando nuestro gato nos pide algo ronroeando, ronronea diferente y suena más convincente. .”

Hay estudios que aseguran que el ronroneo es beneficio tanto para los gatos como para las personas que conviven con ellos, que la frecuencia a la que se produce el ronroneo evita la atrofia muscular y que favorece una mayor densidad osea. Pero como esto parece no bastarles, algunos gatos han decidido ir un paso más allá y evolucionar su ronroneo para convertirlo en un don que todo buen negociador quisiera tener: El ronroneo de solicitud.

En el año 2009 Karen McComb y su equipo de la Universidad de Sussex, publicaron un estudio donde se pararon a analizar un hecho que muchos dueños de gatos vivimos a diario: Cuando nuestro gato nos pide algo ronroeando, ronronea diferente y suena más convincente.

El experimento consistió en grabar a varios gatos cuando ronroneaban por placer y cuando ronroneaban solicitando comida y reproducir esas grabaciones ante personas que tenían gatos y personas que nunca habían tenido, para que los clasificaran según los considerarán más o menos urgentes y más o menos agradables. El resultado fue que tanto los dueños de gatos como los que nunca habían tenido, clasificaron las grabaciones que correspondían al ronroneo de solicitud como más urgentes y menos agradables.

Si queréis, vosotros mismos podéis reproducir el experimento. Estas dos grabaciones corresponden a los ronroneos de un mismo gato y se utilizaron en el estudio:

-Grabación 1
-Grabación 2

¿Cuál os suena más persuasiva?

Al analizar el audio que corresponde al ronroneo de solicitación, detectaron que se producen unos picos de alta frecuencia similares a los de un bebé humano llorando y que estos ronroneos son menos armónicos que los normales, lo que los hace más difíciles de ignorar.

Así que los gatos cuando ronronean de esta manera, sutilmente apelan a nuestro instinto paternal/maternal y además se encargan de que no los ignoremos. Y es que el arte de la persuasión consiste en estos pequeños detalles que sin ser conscientes de ellos, al final hacen que acabes cediendo sin darte cuenta.

Nota: La grabación 1 corresponde al ronroneo normal y la grabación 2 al ronroneo de solicitud.
Nota 2:
Aquí
el estudio completo (en inglés) tal y como se publicó en la revista Current Biology, Volume 19, Issue 13

terapia online

Comentarios

Interesante artículo. Mi Charlie añadía al ronroneo de solicitación una curiosa nota alta, parecida al trino de un canario. Lástima que sólo lo tenga grabado en el corazón. :-(

Añadir nuevo comentario

Control anti-spam (=^エ^=)

Licencia de Creative Commons
Todo artículo de esta web de Gats i Cia. está bajo una licéncia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.