De adicto a escritor gracias a Bob

Tiempo estimado de lectura: 
4 minutos

“Era muy egoísta, cuando estaba metido en la droga, únicamente me preocupaba por mi y por obtener la siguiente dosis. Pero cuando le encontré y me pidió ayuda, tuve que empezar a pensar en alguien que no fuera yo.”* - James Bowen, el dueño de Bob.

James Bowen tenía 27 años, vivía en la calle y era adicto a la heroína. Tras ser hospitalizado por contraer Hepatitis A, un voluntario le convenció para apuntarse a un programa de desintoxicación y para empezar a vivir en pisos destinados a albergar a sin-techo. Al poco de empezar el programa, un día al volver a casa después de tocar la guitarra en la calle para ganar unas monedas, encontró un gato en el portal. Lo saludó y siguió de largo.

“Era muy egoísta, cuando estaba metido en la droga, únicamente me preocupaba por mi y por obtener la siguiente dosis. Pero cuando le encontré y me pidió ayuda, tuve que empezar a pensar en alguien que no fuera yo.”

Tres días después el gato seguí dando vueltas por allí y James decidió preguntar a los vecinos si era de alguien. Nadie sabía quien era el dueño y como le dio lástima, invito al gato a subir a su piso. Allí descubrió que Bob tenía una fea herida que supuraba pus. Al día siguiente lo llevo a un refugio para animales abandonados, donde le dieron medicación para tratar esa herida. James quería asegurarse de que el gato recibía el tratamiento que debía durar 2 semanas, así que se lo quedó con él y mientras tanto siguió preguntando por el vecindario en busca del dueño.

Pasaron esas 2 semanas no encontró a nadie que lo conociera y decidió devolverlo a la calle para ver si el gato volvía por donde había venido. Pero en lugar de eso, el gato comenzó a seguirlo. Cuando volvía de tocar en la calle, encontraba al gato en la puerta de casa y ya que estaba allí, dejaba que pasara la noche con él. Por las mañanas el gato cada vez le acompañaba un trozo más, y un buen día, cuando James subió al autobús, Bob saltó dentro con total naturalidad y se sentó a su lado en el asiento de la ventana como si dijera “Otro día más de camino al centro”. James quedó alucinado, no se lo podía creer, realmente Bob era un gato con un carácter espectacular. Con los cordones de los zapatos improvisó un arnés para que al llegar al centro de la ciudad no se asustará y echara a correr. Pero los temores de James se esfumaron cuando sacó la guitarra y Bob se acomodó plácidamente sobre la funda. Ahí empezó todo.

“Creo que todo se reduce a este hombrecito. Él vino a mi y me pidió ayuda, y él me necesitaba mucho más de lo que yo necesitaba seguir abusando de mi propio cuerpo. Él es por lo que ahora me levanto cada día... definitivamente, él me ha encaminado en la vida. ”

Mientras tocaba acompañado de Bob, la gente empezó a interaccionar con él de forma diferente, más agradable, y algunos comenzaron a hacerle fotos. Cuando James empezó a vender “The Big Issue” un periódico social que venden quienes no tienen recursos, se dio cuenta de que le resultaba mucho más fácil vender cuando Bob estaba con él. Parecía que acompañado, todo iba mejor y Bob quería estar a su lado.

Pronto empezaron a subir vídeos de ellos a Youtube y poco a poco fue ganando fama. En 2010 el Islintong Tribune publicó un breve artículo sobre su historia. Un tiempo después la agente literaria Mary Pachnos propuso a James escribir un libro sobre sus vivencias con su felino compañero. Mientras todo esto sucedía James se rehabilitó y acabó el programa de desintoxicación.

En 2012 se publicó el libro “A street cat named Bob”, en febrero de 2013 publicó “Bob: No Ordinary Cat” una versión adaptada para niños y en julio del mismo año ha publicado una segunda parte “The World According to Bob”.

“Creo que todo se reduce a este hombrecito. Él vino a mi y me pidió ayuda, y él me necesitaba mucho más de lo que yo necesitaba seguir abusando de mi propio cuerpo. Él es por lo que ahora me levanto cada día... definitivamente, él me ha encaminado en la vida. ”**- James Bowen explicando como consiguió dejar las drogas.

Créditos:
*Cita extraída y traducida de http://www.cbc.ca/thecurrent/episode/2013/09/04/how-bob-the-cat-changed-...
**Cita extraída y traducida de http://www.standard.co.uk/lifestyle/london-life/bob-the-busking-cat-7573...
Fotografía que ilustra el artículo extraída de http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/69/James_bowen_%28author... propiedad del mismo James Bowen y licenciada bajo GNU Free Documentation License.
Fotografía de Bob en el autobús extraída de http://www.flickr.com/photos/acb/5896155847/ por acb licenciada bajo Creative Commons BY-NC-SA
Fotografía de Bob con la bufanda extraída de http://www.flickr.com/photos/moff/4357037687/ por Mathew Wilson licenciada bajo Creative Commons BY-NC-SA

terapia online

Comentarios

Acabo de leer el libro en inglés (A street cat named Bob) y sólo lo puedo recomendar. Estoy deseando leer el segundo que ha salido ahora (The world according to Bob).

Nosotros estamos acabando el primer libro y nos está gustando mucho. El segundo ya lo hemos encargado. P.D: Aunque se pueden encontrar traducidos a varios idiomas, por ahora no han traducido ninguno de los libros al español.

Añadir nuevo comentario

Control anti-spam (=^エ^=)

Licencia de Creative Commons
Todo artículo de esta web de Gats i Cia. está bajo una licéncia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.