El Rascador

Tiempo estimado de lectura: 
4 minutos

Tienes el sofá hecho trizas y el rascador muerto de asco. Nosotros te diremos porqué. Tu sofá tiene tiene todos lo que un gato quiere para su rascador. Si quieres que deje tus muebles tranquilos has de ofrecerle una alternativa mejor.

Un buen rascador ha de ser estable, debe permitir rascar en vertical y en horizontal y ha de estar ubicado en el lugar adecuado.

Los gatos se hacen las uñas con el rascador por dos motivos principales. Marcaje e higiene. Además, la acción de rascar les ayuda a liberar estrés y forma parte de su ejercicio diario.

“El rascador hay que ponerlo en la habitación de la casa donde hagamos mas vida, normalmente el comedor o el salón. ”

El marcaje lo hacen al dejar feromonas en la superficie rascada, las cuales segregan con las glándulas que tienen en las patas. Los gatos necesitan impregnar ese tipo de feromonas en alguna superficie que pertenezca a su territorio y para ellos es tan importante como acicalarse, comer o beber. La higiene se debe a que al usar el rascador se desprenden de las uñas viejas. (Las uñas viejas son esa especie de fundas de uña que acostumbramos a ver por el suelo cuando limpiamos.)

Para poder extraer las uñas muertas, necesitan clavarlas y tirar de ellas con fuerza. Si el rascador se cae o tambalea al gato le parecerá peligroso y no lo usará.

Las feromonas que impregnan equivalen a dejar un cartel con el mensaje “Aquí vivo yo” Si nos paramos a pensar, el objetivo de dejar un mensaje es que alguien lo lea. Si el rascador está en una habitación donde no se entra nunca, no parece un buen lugar para dejar un cartel. Por eso los rascadores que están en lugares poco transitados suelen cubrirse de polvo por falta de uso.

El rascador hay que ponerlo en la habitación de la casa donde hagamos mas vida, normalmente el comedor o el salón. Y para encontrarle un lugar dentro de esa habitación tendremos en cuenta las siguientes preferencias de los gatos:

-A los gatos les gusta tener la situación siempre bajo control, si la ubicación del rascador les permite ver las entradas de la habitación y los lugares donde se hace mas actividad, mejor.

-A los gatos les encanta mirar por la ventana. Cuando no estamos en casa el lugar se vuelve estático, monótono y aburrido, sin embargo a través de las ventanas pueden ver algo con lo que entretenerse. Las ventanas son la tele de los gatos.

-A los gatos les gusta tomar el sol. Si el rascador les permite darse una siesta al solecito, otro punto que sumamos.

Si recopilamos todo lo que hemos dicho hasta ahora, veremos que el sofá es estable, permite rascar en vertical y horizontal y está colocado en el punto más habitado de la casa. Ya sabemos porqué le gusta tanto el sofá a nuestro gato.

Si nos hacemos con un rascador que cumpla con los requisitos anteriores y lo colocamos en el lugar adecuado, estaremos en condiciones de enseñar a nuestro gato a usarlo y hacer que deje nuestros preciados muebles tranquilos.

“los gatos tienen la necesidad básica de rascar y nosotros debemos proporcionarles el lugar adecuada donde hacerlo.”

La técnica es muy sencilla, podemos incitar a usar el rascador sencillamente jugando en él con algún juguete tipo caña. Pero lo que realmente hará el trabajo será reñirle tal y como hemos visto en artículos anteriores cada vez que rasque el sofá. Instintivamente el gato buscará alternativas y cuando vea que al usar el rascador no sé le riñe y al usar el sofá si, se decantará por el rascador.

Si esto no funcionara y el gato siguiera usando el sofá para hacerse las uñas, buscaremos una nueva ubicación para el rascador, siempre dentro de la habitación donde estemos mas tiempo y no desistiremos en bufarle cuando use el sofá.

Además, nosotros aconsejamos tener un rascador auxiliar que puede estar situado en la misma habitación que el principal o en la habitación en la que descanse el gato. El rascador auxiliar puede ser algo tan sencillo y barato como un felpudo (si, de los que se ponen en la entrada de las casas) los felpudos, especialmente los de esparto, acostumbran a gustar mucho a los gatos. Venden felpudos con distintas formas y colores y si tenemos un poco de paciencia y buscamos bien terminaremos encontrando alguno que no desentone demasiado con la decoración de la casa.

En resumen, los gatos tienen la necesidad básica de rascar y nosotros debemos proporcionarles el lugar adecuada donde hacerlo. Si les ofrecemos un rascador estable, que pueda ser arañado en vertical y horizontal y que esté colocado en el lugar adecuado, conseguiremos poner a salvo nuestros muebles y haremos que nuestros gatos sean mas felices. (=^エ^=)

terapia online

Comentarios

Para hacer un nuevo rascador más atractivo se puede impregnar valeriana o catnip (nepeta cataria) que atrae a los gatos y usar olores cítricos que les desagradan en los sitios dónde no deben rascar.

Es muy interesante lo que comentas de los olores cítricos. Hemos leído en Internet cientos de veces que los olores cítricos y el olor a vinagre les desagrada y evita que rasquen donde no deben, pero aún no conocemos a nadie que le haya funcionado. De hecho, hemos probado con varios gatos mostrarles cítricos diferentes (limones, naranjas, mandarinas...) y la respuesta por parte de los gatos oscilaba entre la indiferencia y refregarse sobre ellos para procurar tapar ese olor con el suyo propio. Lo que nos lleva a pensar que puede resultar contraproducente, porque con el afán de tapar el olor pueden empezar a rascar todavía más donde no deben. El catnip va muy bien si tu gato es de ese 50% de gatos que es reactivo a la planta.

Para evitar que rasquen no he probado los cítricos tampoco (no me hace falta) pero Miga sacaba siempre una planta de plástico que tenía en un mueble. Después de rociar la planta con zumo de limón dejó de hacerlo. Por cierto, publique ayer varios posts sobre el tema de rascadores (elección, tipos, aceptancia, catnip...) en mi blog gatuno http://bit.ly/15oEcUZ. Saludos felinos.

Añadir nuevo comentario

Control anti-spam (=^エ^=)

Licencia de Creative Commons
Todo artículo de esta web de Gats i Cia. está bajo una licéncia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.